La magia modifica la realidad con la ayuda de las fuerzas secretas de la naturaleza. Los magos se agrupan en círculos de acuerdo con la rama de la magia que practican.

Los ocho círculos de la magia

Taumaturgos. Círculo de Bracasia
Un taumaturgo es un obrador de milagros, transforma la forma de las cosas por medio de ilusiones.

Augures. Círculo de Eldagar
Expertos en predecir el futuro, ver el pasado o averiguar cosas que están ocurriendo en el presente. Utilizan diferentes métodos como hojas de té, la cábala, quiromancia, etc.

Chamanes. Círculo de Barantalia
Aprenden a cantar, orar, la danza, los mitos, la historia... y también a ser los guías espirituales de su pueblo. Entran en trance cuando viajan a la casa de los espíritus, que les ayudan.

Alquimistas. Círculo de Sofiria
Los más misteriosos de todos los magos, su conocimiento se basa en el estudio de los minerales y las piedras.
 

Encantadores. Círculo de Elzarin
Los encantandores tienen conexión con la música y los animales, centrando su estudio en el encantamiento de estos.

Druidas. Círculo de Obelis
Su poder viene de su profundo conocimiento de la naturaleza. Son grandes sanadores y astrónomos.
 

Hechiceros. Círculo de Alunia
Su disciplina requiere una gran concentración; es por eso que pasan solos la mayor parte de su tiempo. Suelen vincularse a un animal volador, sobre todo a búhos y a cuervos.

Brujos. Círculo de Alkabanta
Expertos en pociones y profecías. Son muy tradicionales y se reúnen todos los meses en la noche de la luna llena. Tienen una alianza ancestral con los gatos.

Alquimista. Círculo de Sofiria

Se dice que son los magos más sabios. Su arte les permite mezclar complejas sustancias arcanas y crear pociones con poderes y virtudes completamente desconocidas para el resto.